domingo, 8 de enero de 2017

FALSAS PATATAS FRITAS DE BONIATO

Después de un año con el blog un poco parado…¡volvemos a la carga! Con muchas ideas nuevas, recetas sanas, mucha verdura, menos azúcares, mucho amor y muy buenas energías J Bienvenido 2017, será un año divertido, lleno de felicidad, y de comida rica y sabrosa.

Y empezamos con una receta sencillísima pero que nos tiene absolutamente enamoradas. Aprovechemos que aún quedan algunos boniatos para preparar estas falsas patatas fritas. Son un acompañamiento delicioso para cualquier comida, desde la más sencilla a las más festivas…Nosotras nos hemos acostumbrado a tener siempre unas cuantas raciones preparadas en la nevera…¡pura delicia! Descubrimos la receta en el blog de Ella, y desde entonces la vamos adaptando en función de las especias que tengamos en la despensa.



Ingredientes
2 boniatos
1 cucharada de pimentón picante (podemos sustituirlo por pimentón dulce, o por curry en polvo)
1 cucharada de canela
Sal al gusto
Aceite de oliva
Unas ramas de romero (podemos sustituirlas por tomillo fresco)



Precalentamos el horno a 180ºC. Cortamos los boniatos en cuñas no demasiado grandes y las introducimos en un bol. Espolvoreamos con el pimentón, la canela, la sal y regamos con un chorro generoso de aceite. Mezclamos bien con las manos, de manera que todo el boniato quede bien impregnado de especias y aceite. Colocamos las cuñas en una bandeja de horno bien esparcidas, de para que les toque el calor de manera uniforme. Cubrimos con unas ramas de romero e introducimos en el horno. Hornearemos el boniato durante unos 30 minutos, dándoles un par de vueltas durante el tiempo de cocción. Los boniatos estarán listos cuando estén dorados y empiecen a caramelizarse. Están riquísimos calientes, pero templados o fríos también quedan muy buenos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada