domingo, 8 de enero de 2017

FALSAS PATATAS FRITAS DE BONIATO

Después de un año con el blog un poco parado…¡volvemos a la carga! Con muchas ideas nuevas, recetas sanas, mucha verdura, menos azúcares, mucho amor y muy buenas energías J Bienvenido 2017, será un año divertido, lleno de felicidad, y de comida rica y sabrosa.

Y empezamos con una receta sencillísima pero que nos tiene absolutamente enamoradas. Aprovechemos que aún quedan algunos boniatos para preparar estas falsas patatas fritas. Son un acompañamiento delicioso para cualquier comida, desde la más sencilla a las más festivas…Nosotras nos hemos acostumbrado a tener siempre unas cuantas raciones preparadas en la nevera…¡pura delicia! Descubrimos la receta en el blog de Ella, y desde entonces la vamos adaptando en función de las especias que tengamos en la despensa.



Ingredientes
2 boniatos
1 cucharada de pimentón picante (podemos sustituirlo por pimentón dulce, o por curry en polvo)
1 cucharada de canela
Sal al gusto
Aceite de oliva
Unas ramas de romero (podemos sustituirlas por tomillo fresco)



Precalentamos el horno a 180ºC. Cortamos los boniatos en cuñas no demasiado grandes y las introducimos en un bol. Espolvoreamos con el pimentón, la canela, la sal y regamos con un chorro generoso de aceite. Mezclamos bien con las manos, de manera que todo el boniato quede bien impregnado de especias y aceite. Colocamos las cuñas en una bandeja de horno bien esparcidas, de para que les toque el calor de manera uniforme. Cubrimos con unas ramas de romero e introducimos en el horno. Hornearemos el boniato durante unos 30 minutos, dándoles un par de vueltas durante el tiempo de cocción. Los boniatos estarán listos cuando estén dorados y empiecen a caramelizarse. Están riquísimos calientes, pero templados o fríos también quedan muy buenos.




domingo, 13 de diciembre de 2015

SAMOSAS DE BUTIFARRA CON PISTO

Ay qué ricas estas samosas…son crujientitas y con un relleno tan sabroso…¡nos encantan! Ideales como bocaditos en un aperitivo, y si las acompañamos de una ensalada son un plato muy completo. Fáciles de preparar y taaan resultonas… ¡Una vez tengáis el truquillo de hacer las samosas querréis prepararlas cada semana! Hay mil posibilidades en cuanto al relleno, así que no dudéis en hacerlas para vuestras comidas familiares estas Navidades…tendréis éxito asegurado :)


Ingredientes:

Un paquete de pasta brick
2 butifarras
Para preparar el pisto:
1 cebolla
1 pimiento verde
1 calabacín
1 berenjena
2 cucharadas de salsa de tomate (caserita ehhh)


En primer lugar preparamos el pisto. Picamos la cebolla y la pochamos en una cazuela con una cucharada de aceite, hasta que empiece a estar transparente. Añadimos entonces el pimiento, cortado a dados y sin pepitas, y cocinamos durante unos 10 minutos. Incorporamos el calabacín y la berenjena a dados, tapamos y cocinamos durante unos 10 minutos más. Añadimos la salsa de tomate. Mezclamos, apartamos del fuego y reservamos. 



Cortamos las butifarras en rodajas de unos 5 cm. En una sartén, doramos las butifarras con un poco de aceite hasta que queden ligeramente caramelizadas por todos los lados. Añadimos el pisto, cocinamos durante unos diez minutos a fuego medio y reservamos. 

Cortamos cada hoja de pasta brick en dos y eliminamos los laterales hasta formar un rectángulo a partir de cada mitad. Rellenamos las samosas siguiendo este tutorial. Pintamos cada samosa con aceite y horneamos durante unos 15 minutos a 180ºC, o hasta que estén doraditas (damos la vuelta una vez hayan transcurrido 10 minutos). Servimos las samosas calientes.

domingo, 29 de noviembre de 2015

CARROT CHEESECAKE... EL MATRIMONIO PERFECTO :)

Qué felicidad, ¡ya queda tan poquito para la Navidad! Nos encanta empezar a pensar en los menús festivos, y además una semana antes de Navidad tenemos el cumpleaños de L. y una semana después de Reyes el del Guapetón, así que nos vienen unas fechas de muchas celebraciones :) Empezamos a buscar platos de celebración como este pastel… o cuando se juntan dos de nuestros pasteles favoritos y obtenemos este pastel de vicio… Nos hemos inspirado en esta receta y aún no nos podemos creer que el resultado pueda ser tan delicioso… la textura jugosa del carrot cake y su sabor especiado junto con la cremosidad y la ligereza de un suave cheesecake… Probadlo, ¡no os arrepentiréis!



Ingredientes
Para la masa de chessecake:
50g de azúcar
1,5 cucharadas de harina
225g de queso cremoso
2 huevos (de gallinitas felices)
1 cucharada de vainilla líquida
30g de nata líquida

Para la masa de carrot cake:
160g de harina
½ cucharadita de bicarbonato
½ cucharadita de levadura
1 pizca de sal
1 cucharada de canela
½ cucharada de mezcla de pain d’épices (clavo, nuez moscada, canela)
100g de aceite de oliva
60g de compota de manzana casera (sin azúcares añadidos)
100g de azúcar moreno
2 huevos (de gallinitas felices)
1 cucharada de vainilla líquida
230g de zanahoria rallada

Para el glaseado:
80g de queso cremoso
1 cucharada de mantequilla a temperatura ambiente
120g de azúcar glass
30g de nata líquida espesa
1 cucharada de vainilla líquida
Almendra crocanti



Precalentamos el horno a 180ºC.
Preparamos la masa de cheesecake mezclando el azúcar con la harina y añadiendo el queso. Batimos con las varillas. Añadimos los huevos, la vainilla, nata líquida y batimos hasta obtener una masa homogénea.

A continuación preparamos la masa de carrot cake, mezclando por un lado la harina con el bicarbonato, la levadura, la sal, canela y mezcla de especias. Por otro lado mezclamos el aceite con la compota, el azúcar, los huevos y la vainilla, hasta homogeneizar la mezcla. Juntamos la mezcla de harina con los ingredientes líquidos y añadimos las zanahorias ralladas.



Engrasamos nuestro molde y cubrimos con dos tercios de la mezcla de carrot cake. Añadimos la mitad de la mezcla de cheesecake, cubrimos con la mezcla restante de carrot cake y finalizamos con la de cheesecake. Horneamos durante 45 minutos. Una vez transcurridos los 45 minutos apagamos el horno y dejamos el pastel dentro, hasta que el horno se enfríe por completo. Guardamos el pastel en la nevera de un día para el otro.

Para el glaseado batimos el queso con la mantequilla. Añadimos entonces la nata líquida, el azúcar y la vainilla, y batimos durante unos 10 minutos a máxima potencia. Cubrimos el pastel con el glaseado y decoramos con el crocanti de almendras. Conservamos en la nevera hasta la hora de servirlo.





domingo, 22 de noviembre de 2015

BUTIFARRAS CON SETAS Y CASTAÑAS AL ACEITE DE SÉSAMO

Después de una semana de locos con el Guapetón en el hospital y L. lesionada...¡estamos de vuelta! Menos mal que, a pesar de los sustos y las visitas al hospital no dejamos de cocinar...¡es nuestra mejor terapia! Así que con esta receta de productos de temporada os dejamos y nos vamos a dormir...preparándonos para una semana más relajada que la que hemos pasado :)


500 g de castañas peladas y cocidas
6 butifarras
100 g de coliflor
100 g de zanahoria cortada
100 g de calabacín cortado
50 g de guisantes
50 g de setas de temporada
Aceite de sésamo
Aceite de girasol
sal y pimienta
Sésamo tostado



Cortamos las butifarras  en trozos pequeños. Cogemos un wok y le añadimos un poco de aceite de girasol, primero le ponemos las butifarras y las doramos un poco, las sacamos y reservamos. Ponemos las castañas en el wok y las salteamos hasta dorarlas. Añadimos las zanahorias, la coliflor, los guisantes, el calabacín y las setas. Sofreímos hasta que estén al dente. Añadimos las butifarras y un poco de aceite de sésamo. Salpimentamos. Salteamos durante unos cinco minutos y servimos caliente. Decoramos con sésamo tostado.